Guañacagua (en aimara: wañaq’awa, ‘quebrada seca’) es una localidad ubicada en la comuna de Camarones, Provincia de Arica, que forma parte de la Región de Arica y Parinacota, al norte de Chile.

Es una localidad pintoresca y pequeña. Sus únicas dos calles hacen las veces de plaza. Las casas son de gruesos muros de adobe y algunas en piedra, cuyos techos poseen paneles solares. En la localidad se encuentra una preciosa iglesia en piedra originaria del siglo XVI, con un portal refaccionado en 1904. La torre campanario es una de las más hermosa del norte chileno.

Codpa (en quechua: korpa, ‘huésped, peregrino’) es una localidad ubicada en la comuna de Camarones, Provincia de Arica, que forma parte de la Región de Arica y Parinacota, al norte de Chile.

Es una localidad de origen prehispano. Está ubicado en la sierra, en el alto curso de la quebrada de Vítor con clima templado y agua pura. Su angosto valle es de notable fertilidad, apto para todo tipo de frutales destacando la guayaba. Famoso es el vino pintatani, grueso y gustoso.

Casacada de Jasjara o Poza de la sirena(Guañacagua)
A un par de kilómetros de la iglesia, en un sector llamado Jasjara y cerca de donde antes había una gran piedra que parecía reproducir el rostro del Demonio, se baja al río a un costado de una piedra “tacitas”, atravesando una parcela cuyo dueño raramente anda por allí los días festivos y se llega a una pequeña cascada, encajonada en un estrechamiento de la quebrada y que, cuando el río no está enojado, genera una poza de aguas claras que luego escurre entre helechos, árboles y flores acuáticas adornadas por mariposas multicolores. Es la Poza de la Sirena (foto), un lugar temido por los lugareños pues abundan los relatos de apariciones del Demonio. Algunos dicen que durante la noche se suele escuchar música y si se deja allí un instrumento musical, al día siguiente aparece magistralmente afinado.

«Dicen que hay un remolino que ahoga a los intrusos y los lleva a un rico depósito subterráneo de plata. También debiera haber allí tres demonios que cuidan a la sirena»